Abordar un libro, según Anna Cabañas

| 4 abril, 2010 | 0 Comentarios

Pistas metodológicas Todo texto plantea una cuestión central que es necesario resolver: Cómo abordar su lectura. ¿Podrí­a existir una metodología para hacerlo? ¿Si así­ fuera, tendría sentido práctico su aplicación? ¿Qué espera cada lector obtener de la experiencia de lectura? Algunas pistas metodológicas pueden extraerse de las reflexiones que siguen.

anaCabanas128x128A leer, como otras tantas cosas en la vida, se aprende. No me refiero a la mecánica de reseguir las letras para obtener sí­labas y palabras, no: la magia de la lectura sólo se puede descubrir de la mano de alguien que conoce el valor de un buen libro.

Desde mis primeros años, fue mi padre quien me guió hacia este hallazgo. Como amante del arte, también me enseñó el gusto por los pinceles. A él le debo el ansia por dibujar [con mano inexperta] todo aquello que me pasa por la cabeza: las ideas, traducidas a trazos, toman una nueva dimensión.

Paciencia y dedicación eran ingredientes siempre presentes en las visitas a bibliotecas y librerías, acicate de mi curiosidad infantil por conocer qué magní­ficas historias encerraban aquellas impolutas encuadernaciones, pacientes en el estante a que alguien alargara la mano y las escogiera para darles pleno sentido.

Quizás por todo ello -por el bagaje que me legó- si algún dí­a me preguntas cómo abordo la lectura de un texto, te explicaré que abrir la primera página de un libro es coger los pinceles del estuche y prepararse para pintar. Paisajes, escenarios, personajes, detalles insignificantes y argumentos van desparramándose por un lienzo de imaginación.

Pero el cuadro -€“a pesar de lo que nos pudiera parecer- no se acaba cuando la obra descansa, ya finalizada, en nuestro regazo. Cada lectura que llevemos a cabo a partir de ese momento es una pincelada más a una obra inacabada. Los pinceles esperan allí­ a que otra aventura, otro relato, sea la excusa para retomarlos y volar, pintando sin cesar.

Si lees como quien lleva a cabo la ejecución de un enorme tapiz, descubriras las ansias insaciables de hilvanar una lectura con otra. Y descubrirás que, al fin y al cabo, todo es un enorme baúl de aventuras que conforman un pequeño cuadro, personal e intransferible, que sólo cada uno de nosotros es capaz de ejecutar.

La autora en su salsa: Anna Cabañas

 

Otros autores, otras salsas


Daniel I. Krichman
Enrique Quagliano
Gabriela Sellart
Román Mazzilli
Diana Laura Caffaratti
Alicia Le Fur
M. Rosario de la Riestra
Fabián Scabuzzo
Lucio Cerdá
Alejandro Tortolini
Pablo Scarfo
Juan Carlos Lucas
Alejandra Di Girolamo
Marí­a Victoria Alderete
Franco Ingrassia
Claudia Perlo
Roberto Sardi
Fernando Reberendo
Eleonora Carrazco
Alejandro Carballo

Nora Gómez
Verónica Pena
Daniel Pennac
Claudia Bazán
Fernanda Rubio
Valeria Pérez
Gabriela Domján
Diego Levis
Gilles Deleuze
Clarisa Barraza
Elisabetta Pagliarulo
Iris Fernández
Carla Raguseo
Nanim Rekacz
Andrés Schuschny
Eduardo Betas

 

Tags: , ,

Categoría: Abordar un libro

Acerca del Autor ()

Padre. Hacedor. Resiliente. Estudiador. Curioso. Persistente. Apasionado. Aprendí a contar con un ábaco. En el primer año de la secundaria soñaba con tener una regla de cálculo. Hasta tercero lidiamos con las calculadoras personales y los permisos para usarlas en clase. Cuando fui profe universitario me preguntaba si debía aprobar los trabajos hechos en la computadora personal. La primera portable que tuve me mostró las ventajas de la movilidad y la segunda me presentó a Internet. Hoy, ayudo a las personas y a las organizaciones a involucrarse con los entornos 2.0.- Fundé Seco & Serif en los 90, tuve que aprender prácticamente solo a hacer producción gráfica digital cuando no había nadie alrededor. La primera aplicación que aprendí a manejar fue Adobe Illustrator 3. Y la última —seguramente— será la que salga mañana. Nunca quiero ser el más inteligente sino el que más trabaja. Soy prácticamente autodidacta aunque tengo títulos y certificados que dicen otras cosas. Hace muchos años que leo y pienso acerca de la posición del sujeto frente a la explosión digital y todos los días celebro que me haya tocado estar aquí en esta época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: