Nora Gómez

mi rinconEnterarme de que Internet y yo tenemos parecida edad, me produce una agradable sensación. Ni yo soy tan vieja, ni él (o ella) es tan joven. Me siento testigo y protagonista del mundo en que vivo, tan controvertido y apasionante, con tantas alternativas para seguir haciendo del aprendizaje un acto vital y permanente. Por ejemplo, quién iba a creer hace unos años, que la enamorada de los libros, la que se enorgullece hablando de su abuelo bibliotecario, la que estudió Letras Modernas, la que necesita estar rodeada de libros, en la mesa de luz, en el baño, en el auto, la que los huele cuando los compra, la que los necesita para dormir, para soñar, para pensar, para viajar… iba a descubrir otras maneras nuevas de leer, de estudiar y aprender.

Hace poco también he descubierto el ciberespacio como un escenario privilegiado para el encuentro con los/as otros/as y como ser gregario, que soy, necesito el grupo para vivir. Por eso, apuesto a las redes y a las comunidades – reales y virtuales – para evolucionar hacia mejores estados personales, sociales, planetarios.

Vivo en La Falda, provincia de Córdoba y me dedico a la comunicación organizacional y a la edición de cursos virtuales.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: