Jacques Derrida

 Derrida en castellano

Nietzsche
Heidegger

Principal

En francés

Textos

Comentarios

Fotos

Cronología

Bibliografía

Links


EDMOND JABÈS
16 de abril de 1912 – 2 de enero de 1991

«Desde el otro lado del mundo»

Jacques Derrida

En Saluer Jabès, Burdeos, Opales, 2000, pp. 46-47, retomado en Cada vez única, el fin del mundo, Traducción de M. Arranz. Edición digital de Derrida en castellano.

 

Edmond JabèsNiza-Praga. 29 de febrero-1 de marzo [1992]

 Mi querido Didier.[i]

 Desde el otro lado del mundo, donde me encontraré el 16 de abril, me adheriré de todo corazón a ese gran y justo homenaje a Edmond Jabès. Habría estado, y por lo tanto estoy con vosotros y me gusta que ese testimonio tenga lugar en el Collège: ningún otro sitio me parece más apropiado, más acorde, mejor denominado, llamado, destinado. Desde un principio quisimos que estuviese abierto e impulsara el pensamiento poético bajo cuyo augurio celebráis este aniversario.

En el momento en que Edmond Jabès, en que él mismo en su nombre, cumple ochenta años (y recuerdo que me confiaba un día cierta incertidumbre en cuanto a la fecha de su nacimiento y a su inscripción en el registro civil, como si la diferencia de un día o dos le volviera tan perdido e inimaginable como la muerte misma), pienso por tanto en el fervor, pero también en la melancolía de nuestros primeros encuentros, hace ahora treinta años. Acababa de descubrir Le livre des questions, por casualidad en un quiosco de barrio, y allí había encontrado una voz, venida desde lugares a la vez inmemorables y entonces poco transitados, poco discernibles, una voz que entonces presentí que no me abandonaría jamás, incluso si un día él, Edmond Jabès, al que todavía no conocía, del que no sabía nada, ni siquiera si vivía y dónde, debía callar y dejarnos solos con sus libros. Desde aquella primera lectura, ya tuve cierta experiencia del silencio apofático, de la ausencia, el desierto, los caminos abiertos poco transitados, la memoria deportada, el duelo, todos los duelos imposibles.[ii]

La amistad había empezado a reflejarse en el duelo, en el ojo del poema antes incluso que la amistad, quiero decir antes incluso que la amistad que nos unió después, cuando éramos vecinos, entre la Rue de l’Épée-de-Bois y la Rue d’Ulm, en tal ocasión con Celan, en tal otra con Gabriel Bounoure (cuya gran amistad debo a Edmond Jabès).[iii]

Cuando la amistad comienza antes que la amistad, se relaciona con la muerte, por supuesto, nace en el duelo, pero esta también doblemente afirmada, doblemente sellada: este reconocimiento que se produce antes del conocimiento, yo creo que esta destinado a sobrevivir. Desde su nacimiento: en todos sus libros de preguntas, tanto los que llevan su nombre como los que no, más allá de sus libros de sus títulos, más allá de las palabras ciegas. Edmond Jabès sabía que los libros no pertenecen a nadie, ni las preguntas, por no hablar de las respuestas.

Si deseo, si tengo realmente la sensación de que voy a estar a su lado ese 16 de abril, desde la costa del Pacífico, no es solamente porque los lectores, los admiradores y los amigos de Edmond Jabès estarán reunidos en un lugar que me es familiar y muy querido. También es porque desde la línea invisible en que se cruzan el pensamiento y el poema, los mejores testigos siguen siendo para mí otros amigos, Michel Deguy y usted en particular, querido Didier, todos aquellos a los que me vais a permitir que me dirija así. Transmita, se lo ruego, mi más cariñosa devoción a Arlette Jabès.

 Su amigo, con afecto,

Jacques

 


 

[i] La carta de Derrida está dirigida a Didier Cahen, autor de Edmond Jabès (París. Belfond. 1991) organizador del homenaje a Jabès, fallecido el 2 de enero de 1991. Este acontecimiento tuvo lugar en el Colegio Internacional de Filosofía, en París. el 16 de abril de 1992, en el ochenta aniversario del nacimiento de Jabès.

[ii] Jacques Derrida dedicó dos estudios a Jabès en los años sesenta: “Edmond Jabès y la cuestión del libro publicado por primera vez en 1964 en Critique y retomado en L’Écriturer et la Différence, Paris. Le Seuil, 1967; y “Ellipse” el último ensayo de ese mismo libro.

[iii] Gabriel Bounoure, importante crítico literario de antes y después de la guerra, fue un amigo íntimo de Jabés. Jacques Derrida le dedicó su ensayo “Ellipse”.

Principal

En francés

Textos

Comentarios

Fotos

Cronología

Bibliografía

Links

Sitio creado y actualizado por Horacio Potel